Llega la quinta edición de la Ruta del Cocido Madrileño

ruta cocido madrileño

Concretamente 29 restaurantes  de distintos lugares  de la Comunidad de Madrid toman parte en la quinta edición de la Ruta del Cocido, un reputado evento gastronómico que reunirá de 13 de febrero al 31 de marzo a los amantes de este plato que usa legumbres, verduras y carnes y que tiene como fin promocionar la receta madrileña más famosa.

Entre los participantes, se pueden hallar  desde restaurantes centenarios de la capital de España  a nuevos establecimientos de otros puntos de la región madrileña.

Así en Madrid se pue saborear el cocido de Casa Carola, Casa Pello, El Café de La Ópera, El Rincón de Goya, La Bola, Lhardy, Los Galayos, La Gran Tasca desde 1942, Malacatín, Nuevo Horno de Santa Teresa, Posada del León de Oro, Puerta Bisagra, Puerta 57, Restaurante Fuentearcos , La Taberna de la Daniela, Villagodio y Viva Madrid.

En la zona noroeste y norte de la Comunidad de Madrid participan Casa Gómez (Cercedilla), Casa Pozas Tartajo (Guadarrama), El Madrileño (Guadarrama), El Pajar de Fuente Hernando (Lozoya), La Chalota (Las Rozas), Las Cocheras del Rey (San Lorenzo de El Escorial), Hotel Los Lanceros (San Lorenzo de El Escorial), La Chimenea (Guadarrama), La Antigua Tahona (Rascafría), La Máquina de La Moraleja (Alcobendas) y Salterius (Majadahonda). En tanto que en la zona sur y este está representado por el Parador de Turismo de Chinchón – Bodegón Parador de Chinchón.

El precio medio de los cocidos incluidos en esta ruta  es de 20,50 euros, aunque varios restaurantes ofrecen extras como aperitivos, vinos y postres, llegando el precipo por tal motivo a los  35,50 euros. El precio de partida es de 12 euros y cada establecimiento sirve el cocido en  varios  días de la semana.

El cocido madrileño es uno de los platos más destacados de la cocina de Madrid. Se basa  en un guiso cuyo ingrediente fundamental son los garbanzos y los secundarios, si bien con gran protagonismo, diversas verduras, carnes y tocino de cerdo con algún embutido. Su origen fue  humilde y era consumido un principio solo por clases más bajas, llegando de forma paulatina  a la alta sociedad por  su inclusión en los menús de los restaurantes.

Foto vía Europa Press

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *

doce + diez =