4 museos raros de Madrid

museo_tiflologico_maqueta_3_c.jpg_1306973099

En Madrid, hay muchos museos. Existen de todo tipo y tamaños. Resulta complicado visitar todos o al menos requiere mucho tiemo. En esta ocasión, vamos a conocer cuatro museos curiosos que se pueden visitar en la capital de España.

1º. El Museo Tifológico de la ONCE:

Se encuentra en la calle La Coruña, 18. Surgió con el objetivo de ofrecer a las personas ciegas la opción de  acceder a un museo de forma normalizada, sin que la deficiencia visual supisiera una barrera insalvable. En este museo, el tacto es  una herramienta fundamental en lugar de otros sentidos del ser humano.

El museo cuenta con tres tipos de muestras: las maquetas de monumentos arquitectónicos, las dedicadas a la exhibición de las obras plásticas de los artistas ciegos y con discapacidad visual grave y las dedicadas a la exposición de diverso material tifológico.

2º. El Museo Africano Mundo Negro:

Es singular museo dedicado a Africa se ubica en la calle Arturo Soria, 101. Expone varias piezas procedentes de diversos países del sur del Sáhara. Su finalidad es acercar al visitante al modo de vida de los africanos a través de los adornos, vestidos y objetos de uso cotidiano, pero además a través de los instrumentos musicales y de las máscaras de rituales tan extendidas por Africa.

3º. El Museo Reverte Coma: 

El Museo Universitario de Antropología Forense, Paleopatología y Criminalística de la Escuela de Medicina Legal de la Universidad Complutense de Madrid, también llamado como Museo Reverte Coma es uno de los sitios más escalofriantes e impactantes de Madrid.

El museo cuenta con varias colecciones de cráneos medievales trepanados, momias de hace más de 2.000 años, instrumentos para practicar rituales de brujería, armas homicidas, útiles usados por narcotraficantes, o  incluso reproducciones de las cabezas de los asesinos más populares.

4º. El Museo del Reloj de Grassy:

Desde 1953 este museo ubiado  al comienzo de la Gran Vía reúne la muestra de relojes de su fundador, Alejandro Grassy. Parte de las piezas proceden de la colección de Francisco Pérez de Olaguer-Felíu: franceses en su mayor parte, ingleses y alemanes. El resto son ejemplares diversos de las más variadas procedencias.

Foto vía  España es Cultura

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *

1 × 2 =