El Cerro de los Angeles

El Cerro de los Angeles es un complejo religioso situado diez kilómetros al sur de Madrid, sobre la meseta de un otero considerado centro geográfico de la Península Ibérica, aunque sin base científica que lo ratifique.

En la cima del cerro, a 666 metros de altura, se yergue un monumento al Sagrado Corazón, inaugurado por Franco en 1966, y las ruinas del monumento primitivo que inauguró el rey Alfonso XIII en 1919 y los milicianos rojos dinamitaron en la Guerra Civill. El conjunto se completa con otros edificios religiosos (un seminario, un convento carmelita, una residencia y la ermita de la Virgen de los Angeles).

Los monumentos al Sagrado Corazón de Jesús forman parte de un plan propagandístico iniciado por la Iglesia desde mediados del siglo XIX para contrarrestar los efectos del laicismo del mundo moderno. El monumento, de dimensiones colosales (28 metros de altura, 14 de anchura y 16 de fondo), presentaba una imagen del Sagrado Corazón de Jesús presentaba una imagen del Sagrado Corazón de Jesús de nueve metros de altura y a sus pies aparecían otras imágenes ciclópeas de la Inmaculada Concepción, de Santa María Alacoque, santa Gertrudis, el padre Hoyos, san Juan Evangelista, San Agustín, San Francisco de Asís y Santa Teresa de Jesús.

En 1936, milicianos rojos fusilaron y dinamitaron la imagen de Jesús, desfiguraron a martillazos su seráfico cortejo y rebautizaron el lugar como Cerro Rojo. Terminada la contienda, Franco concedió al montón de escombros el título de “Mutilado por la Patria” y dispuso la construcción de un nuevo monumento, réplica del anterior, al otro lado de la explanada (comenzado en 1944 e inaugurado en 1965).

El visitante cuenta con el doble atractivo del monumento levantado durante la dictadura franquista y las ruinas del malogrado primer monumento de la época de Alfonso XIII. A pesar de sus significación religiosa, el cerro es un lugar apacible porque sus ladera repobladas con pinos carrascos se han convertido en un lugar de recreo y esparcimiento.

Existen merenderos, paseos, circuitos de footing, fuentes, rincones románticos, aseos, parques infantiles y hasta un campo de fútbol. Se llega fácilmente a través de la autovía A-4 tomando la salida del kilómetro 13.

Foto vía Juventud por la Jornada

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *