Cuartel del Conde Duque

El Cuartel del Conde-Duque es un edificio de estilo barroco construido entre 1717-1720 por el arquitecto madrileño Pedro de Ribera. Se halla en la calle Conde Duque, 11 (Metro Ventura Rodríguez, Plaza de España y San Bernardo), muy cerca del Palacio de Liria.  Ha pasado de tener un uso militar a convertirse en un importante centro cultura y de ocio de la capital de España.

En 1717, el marqués de Vadillo, presidente del consistorio madrileño, encargó a Pedro de Ribera el proyecto del que sería el mayor acuartelamiento de Madrid, destinado a albergar a los guardias de Corps, en terrenos pertenecientes al duque de Alba y próximos al Portillo del Conde Duque.

El edificio, terminado en 1720 según reza la inscripción de la portada, combina la funcionalidad propia de una construcción militar con los cánones del barroco madrileño. La amplia fachada de ladrillo no tiene más ornamento que las jambas y dinteles que enmarcan las ventanas y los óculos de la planta baja.

Donde Pedro de Ribra puso en su juego su creatividad es en la portada, una compisición de exacerbado barroquismo en la que figuran todo tipo de adornos: guirnaldas, trofeos militares, banderas y paños plegados.  Todo una maravilla arquitectónica y visual.

En 186, un gran incendio destruyó parte del edificio que posteriormente estuvo abandonado hasta su restauración en 1981 por el Ayuntamiento de Madrid para transformalo en un centro cultural; en su patio central tienen lugar en verano grandes espectáculos musicales.

Además de contar con un auditorio y salas de exposiciones, en el Centro Cultural Conde Duque se encuentran el Museo Municipal de Arte Contemporáneo,  la Biblioteca Histórica, la Biblioteca Musical, la Biblioteca pública del distrito,  la Videoteca y la Hemerotecas municipales, así como el Archivo Histórico. Asimismo, alberga numerosas exposiciones y pone en liza innumerables actividades culturales. Conde Duque se ha convertido en un punto de referencia fundamental de la cultura madrileña.

Foto vía  Blog de Miguel Angel Rodríguez y Urosa

1 ComentarioDejar un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *