Una exposición sobre fotografías de la Guerra Civil

Una magnífica selección de las mejores fotografías de Robert Capa, Gerda Taro y David Seymour “Chim” se podrán ver en el Círculo de Bellas Artes de Madrid bajo el título de ‘La maleta mexicana’. La muestra eúne más de 4.500 negativos que viajaron durante varios años  por Francia y México, hasta que fueron recuperados en 2007. Esta exposición se  podrá visitar en la Sala Goya del edificio madrileño hasta el próximo 30 de septiembre.

 Estos tres fotógrafos fueron los retratistas más famosos de la Guerra Civil española  y testigos de excepción de  varios de los episodios claves  de esta contienda  como el asedio del Alcázar, la Batalla de Brunete, la Batalla de Teruel y los reclutamientos en el Frente de Cataluña.

Ahora  a través de  70 fotografías, 101 hojas de contactos ampliados de algunas series completas, material documental (periódicos, telegramas o carnets de prensa)  y varios filmes demuestran  la relevancia de su trabajo para la fotografía relizada en las guerras modernas.

 La exposición se presenta  de manera cronológica y en el itinerario se puede  contemplara  como Capa, Taro y “Chim” tenían estilos muy diferentes. Por un pate,  “Chim” era  retratista y se centró en la región  vasca y asturiana. Entre sus imágenes veremos  fotografías de Lorca, Dolores Ibárruri “La Pasionaria” o Manuel Azaña,.

 Por el contrario, Taro se especializó en las trincheras de Madrid para destacar  el lado heroico de aquellos combatientes. También retrató la vida urbana de Valencia y Madrid, unas instantáneas donde convivían letreros comerciales con las consecuencias de la guerra.

 También Capa  fotografió las ruinas de Madrid después de  un ataque aéreo. En este legado gráfico, se ve  a los madrileños  recoger las pertenencias que les quedan, así como leña para hacer fuego.

Por último, una de las series más sobresalientes de esta exposición es la dedicada a los campos de concentración del sur de Francia, donde fueron agrupados los españoles que huían  fuera de su país. Allí, Capa retrató a las familias que estuvieron un tiempo en Argelés, en tiendas improvisadas y con hogueras para hacer la comida.

Foto vía Noticias de Alava

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *