Un paseo de cine por la Plaza Mayor

La Plaza Mayor es un icono de Madrid, uno de los emblemas del urbanismo de los Austrias y – en otras épocas – escenario de todo tipo de acontecimientos como ejecuciones públicas y autos de fe de la Santa Inquisición. Se trata de un lugar esencial de Madrid, un paradigma de la capital de España.

El mundo del cine ha rodado en muchas ocasiones en la Plaza Mayor. Una de las escenas más habituales ha sido el tradicional mercado navideño que instala cada año en esta plaza madrileña. El mercado con sus puestos de artículos de broma, figuras de belén, olorosas ramas de pino, etc. ha sido representando en películas y series de televisión. Supone una estampa clásica de la Navidad.

Así, en la célebre película española “La Gran Familia”, Chencho, el hijo pequeño de la familia más que numerosa, se pierde en el mercado de Navidad de la Plaza Mayor. La búsqueda del niño extraviado ha pasado a los anales del cine español como un momento trágico en medio de la amable historia en la que una familia vive feliz con un solo salario.  

En la serie “Fortunata y Jacinta”, basada en la genial obra de Benito Pérez Galdós, Antonio Gades se marcó un tremendo baile en plena plaza Mayor. El director Pedro Almódovar también sacó provecho del encanto de este rincón madrileño. Así, en su film “La flor de mi secreto” rodó una escena en la que Angel (Juan Echanove) trataba de impresionar a Amanda Gris (Marisa Paredes) con un improvisado bailer sobre el empedrado de la plaza.

Asimismo, resulta curioso que la plaza Mayor sea el final de la película norteamericana “La Lista”. Este film comienza con una intriga en el Nueva York de las finanzas y acaba en la plaza Mayor de Madrid cuando “el bueno” (Ewan McGregor), se encuentra con “la chica” (Michelle Williamas) tras haber asesinado al “malo” (Hugh Jackman) en el paseo del Prado.

Por último, varios rincones de la plaza han tenido su protagonismo en el cine. Por ejemplo, en La Casa de la Panadería (sede del Patronato de Turismo de Madrid) se ambientaron varias escenas de “La conjura de El Escorial”. Y en uno de los antiguos comercios, Casa Yustas, Paco Rabal representó a un ratero en el film “Truhanes”.

Foto vía Es por Madrid

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *