Sorpresas de las cercanías de Madrid

Tan misterioso título pretende llamar la atención sobre auténticos tesoros pocos conocidos que sorprenderán al viajero que, en una o varias cortas escapadas se deje llevar por este gratificante itinerario que discurre por la A-2 y la A-3, a las puertas de Madrid.

Comenzamos por Mejorada del Campo. Destac la Capilla de San Fausto, anexco de la iglesia de Natividad. Es un sorprendente y original experimento de concepción neoclásica tardía, ejemplo casi único en España de edificio centralizado en su forma arquitectónica más pura, de planta griega y cúpula central con cuatro ábsides menores. Después de su restauracion, a principios de la década de 1990, luce su grandeza original.

Más adelante, se encuentra Loeches. El convento de Dominicas, fundado por el conde-duque de Olivares,  muestra una magnífica y elegante fachada barroca. La sorpresa, sin embargo, aguarda dentro en la escurialense capilla-panteón de la Casa Alba donde puede admirarse el seductor sepulcro en mármol blanco de la duquesa de Montijo.

Un poco más lejos, se halla Nuevo Batzán. Pasamos ahora a un raro ejemplo de urbanismo fruto de la mentalidad preilustrada del banquero navarro Goyeneche que encarga  Churriguera la creación de una ciudad industrial, en la que todavía los elementos dominantes son la iglesia y el palacio, y en la que se logra un arriesgado equilibrio entre lo clásico y lo barroco, sin renunciar a la variedad y a la sorpresa.

Bajando el Gurugú y entrando en Alcalá de Henares hay que cruzar la pista para dirigirse a Camarma de de Esteruelas. Esta localidad ha recuperado un notable y sorprendente templo románico-mudéjar con ábside de ladrillo de tres cuerpos de arcos de medio punto; la recuperación, para mayor gozo del visitante, ha logrado desvelar unas pinturas murales de encantandora rusticidad y un valioso artesonado de par y nudillo.

Finalmente, hay que visitar Meco. Esta localidad ofrece un buen repertorio de casonas y palaccios barrocos, pero cuya sorpresa pronto queda desvelada pues el gigantesco templo se perfila nitídamente sobre el caserío.

Foto vía Jorge Tutor

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *