Parque del Oeste

Madrid es una ciudad llena de parques y jardines. Muchos visitantes se sorprenden de la gran cantidad de hectáreas verdes que se encuentran en Madrid. La capital cuenta con numerosos parques, entre ellos, quiero destacar por su belleza, su amplitud y su situación al Parque del Oeste. Pasear por este pulmón verde supone una experiencia maravillosa. Es uno de los más bellos y tranquilos rincones de Madrid, ideal para relajarse tras una agotadora jornada de trabajo o para visitarlo en medio de una ajetreada agenda de turista. Un lugar que enamora, que cautiva y atrapa a todos los sentidos.

¿ Dónde está?

El Parque del Oeste está situado entre la zona de Plaza de España y la Ciudad Universitaria pasando por los barrios de Argüelles y Moncloa. Se puede acceder al parque desde diferentes lugares bien a pie, en metro (Plaza España, Argüelles o Moncloa), en varios autobuses e incluso a bicicleta pues sus senderos son muy usados por los ciclistas, sobre todo en verano. Yo he recorrido todo el parque en bicicleta y se aprecia maravillosamente toda la belleza del mismo.

Evolución del parque

El Parque del Oeste se inició en 1893. Doce años más tarde, se inauguró la primera fase  con 87 hectáreas entre las actuales calles de Moret  y Séneca, más un Paseo de Coches, hoy conocido como el Paseo de Camoens. Desde 1906, se prosiguió con la ampliación del parque hasta la zona del Cuartel de la Montaña;  se construyó  en paralelo al Paseo del Pintor Rosales.

Durante la Guerra Civil el Parque del Oeste fue escenario  de la Batalla de la Ciudad Universitaria. Hoy en día, todavía se pueden ver varios búnkeres en el extremo norte del parque. 

Entre 1956 y 1973, el Parque del Oeste tomó su fisonomía actual al ocupar los terrenos del Cuartel de la Montaña, construir La Rosaleda y el Parque de la Montaña, en el que se instaló el Templo de Debod.

Disfrutar del parque

Siempre que me adentro en el Parque del Oeste disfruto como nunca. Me encanta pasear por sus sinuosos caminos de tierra, descansar en sus alfombras de césped, contemplar su vegetación (destacan sus rosas y sus magnolios) y sentarme en sus bancos mientras me invade su belleza y tranquilidad.

Además, dentro del Parque del Oeste, se encuentran estos lugares entre otros:  La famosa Rosaleda, el Templo de Debod, el Teleférico que va a la Casa de Campo, el Templete de Música, el Cementerio de La Florida, la Fuente de Juan de Villanueva o el Monumento a Goya.

Os recomiendo visitar este parque de Madrid. Volveréis pues es un lugar maravilloso. El Parque del Oeste hace que Madrid sea una ciudad mucho más habitable.

1 ComentarioDejar un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *