La Comunidad de Madrid amplia sus yacimientos visitables

La Comunidad de Madrid aumentará próximamente su Plan de Yacimientos Visitables con las excavaciones arqueológicas de los yacimientos de Navalvillar y Navalahija, ambos situados en la Dehesa de Navalvillar de Colmenar Viejo. La Comunidad y el Ayuntamiento de Colmenar Viejo realizarán  una inversión de 23.000 euros para acondicionarlos para la visita del público.

De esta manera, ambos yacimientos quedan incluidos en una red compueta hasta ahora por 16 enclaves paleontológicos y arqueológicos, entre ellos la necrópolis visigoda de Remedios, el primer yacimiento visitable en Madrid  junto con la necrópolis medieval de Sieteiglesias y el conjunto arqueológico de la Dehesa de la Oliva en Patones.

El yacimiento de Navalvillar es un establecimiento rural visigodo orientado sobre todo  a la ganadería ovina que  data de los siglos VI y VII, si bien seguramente fue reutilizadado durante plena Edad Media. Entre 1981 y 1990 se realizaron  seis excavaciones arqueológicas que descubrieron tres áreas: viviendas, establo y almacén, encontrándose bastantes objetos como vasijas, cuchillos y  una moneda omeya de plata, la más antigua del período islámico de la Península Ibérica.

El Plan buscar acondicionar para su visita pública (especialmente de estudiantes) varios yacimientos arqueológicos de Madrid, con el objetivo de  extender su conocimiento y proporcionar nuevos elementos de identificación entre la población, su pasado y su territorio..

Por último, hay que recordar que se  puede disfrutar de los siguientes yacimientos visitables: la necrópolis medieval de Sieteiglesias (Lozoyuela-Navas-Sieteiglesias); la necrópolis visigoda de Remedios (Colmenar Viejo); el conjunto arqueológico de la Dehesa de la Oliva (Patones); la Calzada romana de Galapagar; el hábitat carpetano de Miralrío (Rivas-Vaciamadrid); la ciudad romana de Complutum, que incluye el Foro, la trama urbana y la Casa de Los Grifos (Alcalá de Henares); el yacimiento romano de El Encín (Alcalá de Henares); la casa romana de Hippolytus (Alcalá de Henares); el castillo medieval de Arroyomolinos (1ª Fase); Caminería histórica del Valle de la Fuenfría (Cercedilla); la Iglesia del Buen Suceso, en la estación de Cercanías de Sol (Madrid); la Plazuela de los Caños del Peral, en la estación de Ópera de Metro de Madrid; el Antiquarium y Paseo Arqueológico del Palacio Arzobispal, en el recinto amurallado de Alcalá de Henares; y el yacimiento ‘La Mezquita’ de Cadalso de los Vidrios.

Además existen  dos instalaciones museográficas: el yacimiento paleontológico de La Carpetana en la estación de Metro del mismo nombre, y el yacimiento paleontológico del Intercambiador de Príncipe Pío, ambos en la capital.

Foto vía El Economista

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *