‘Hereros. Pastores ancestrales’ , una exposición en el Conde Duque

'Hereros. Pastores ancestrales'

Hasta el próximo 12 de mayo, el Cuartel del Conde Duque exhibe la tradición ancestral angoleña en  la exposición ‘Hereros. Pastores ancestrales’ del reputado fotógrafo brasileño Sergio Guerra.

En esta exposición,  los Hereros, el grupo étnico más antiguo de Africa, han sido inmortalizados en las fotografías que Sergio Guerra ha hecho en Angola en sus últimas expediciones por el continente africano.

Esta muestra es fruto de la colaboración entre el fotógrafo y el Área de Las Artes, Deportes y Turismo del Ayuntamiento de Madrid. Asimismo, presenta testimonios en vídeo de hombres, mujeres y jóvenes Hereros sobre su cultura y su vida.

El repertorio de imágenes, compuesto por 60 fotografías de amplio formato y sonidos reunidos en la muestra, llevan al visitante al universo de este grupo étnico formado por pastores seminómadas, así como a la devastación de la guerra civil que sufrió el país durante varios años.

Los Hereros pertenecen a  una expasión bantú de cultura de pastoreo que reside entre Namibia, Angola y Botsuana. Llegaron en el siglo XV a lo que hoy en día es Angola y se quedaron en las provincias de Cunene y Namibe en el sudoeste del país, región semidesértica de pastos naturales y escasas lluvias. Su vida cultural se basa  en torno a la relación con el ganado y el medio ambiente.

En Angola, durante toda la primera mitad del siglo pasado, los Hereros fueron perseguidos por las autoridades coloniales, que les obligaron  a cambiar la ganadería y el nomadismo por la agricultura y la vida sedentaria. Sin embargo, superaron todo ello y conservaron sus tradiciones ancestrales.

Por otro lado, en Namibia resistieron la esclavitud y se opusieron a la dominación alemana, lo que los convirtió en víctimas de uno de los mayores genocidios de la historia de la humanidad.

Por lo tanto, a través de esta exposición se podrá conocer más sobre este etnia que ha sufrido y padecido todo tipo de situaciones adversas, pero ha sabido mantener sus tradiciones.  Sin duda alguna, una muestra tan exótica como interesante.

Foto vía Sergio Guerra

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *