El Jardín del príncipe de Anglona

Madrid esconde rincones maravillosos como el Jardín del príncipe de Anglona. Se halla en el lado más bajo de la plaza de la Paja, en la Costanilla de San Andrés con la calle del Príncipe de Anglona, en pleno barrio de La Latina.

Se trata de un jardín bello, recoleto y muy intimista, todo un oasis de paz y tranquilidad en medio del ajetreo de la capital. Es todo un ejemplo de la pervivencia de los jardines de las casas de las nobles de la Corte madrileña de finales del siglo XVIII hasta la actualidad. Tras pasar por varios manos, en 1978 fue adquirido por el Ayuntamiento y abierto al público en el 2002.

 El jardín tiene una superficie de unos 500 metros cuadrados. Se accede a través de una puerta metálica enrejada, abierta sobre el muro de ladrillo que lo cierra desde la Costanilla de San Andrés, y también tiene conexión con la Casa Palacio.

Este hermoso jardín dispone de un cuerpo central dividido en varios caminos, con una bella fuente labrada en granito. Cerca de la parte de la tapia que da a la calle Segovia, se alza un paseo, arropado por una pérgola. Y en unas de sus esquinas, cerca de la plaza de la Paja, se halla un cenador de hierro.

El visitante podrá disfrutar de árboles de gran altura como el plátano, la acacia de Japón o el laurel; de los frutales como el kaki, higuera, almedro y granado; de los arbustos y los setos de boj.

El Jardín del príncipe de Anglona ofrece un aire romántico, recogido e íntimo. Unos bancos de piedra y la belleza de la vegetación invitan a la charla amorosa o a la lectura reposada. Sin duda, es un lugar ideal para enamorar a tu pareja.

El jardín suele cerrar a las 22.00 horas y prohíbe la entrada de perros. Se trata de uno de los sitios más desconocidos, incluso por los propios madrileños.

Foto vía  Viendo Madrid

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *