Una placa recuerda la calle donde vivió Miguel Hernández en Madrid

miguel hernández

Una placa recuerda, en la calle Vallehermoso de Madrid, que en la pensión que albergaba el edificio situado en su número 96 residió durante un año el famoso poeta Miguel Hernández.

En este lugar terminó  el poemario ‘El rayo que no cesa’ y el Ayuntamiento de Madrid ha atendido, al fina, con  este recuerdo la petición que hace dos años realizó la Universidad Miguel Hernández a través de la cátedra que lleva el nombre del escritor, junto con la Asociación de Amigos del Poeta.

Mientras tanto, la casa que vio nacer  Miguel Hernández en Orihuela  el 30 de octubre de 1910 en la calle San Juan continúa cerrada a cal y canto,  a pesar de que a que se inauguró en noviembre del 2010 dentro de los actos conmemorativos del centenario de su llegada al mundo y después de  una inversión de más de medio millón de euros de la Generalitat con el fin de destinarla a archivo audiovisual.

Miguel Hernández vivió en la capital de España  entre los años 1935 y 1936, y en diferentes  cartas a amigos como José Ballester y Antonio Azorín comunicó su residencia en la pensión de la calle Vallehermoso. Situada  en el castizo y popular barrio de Chamberí, este edificio se encuentra muy cerca de la calle Ríos Rosas, donde se hallaban  las antiguas instalaciones de la editorial Espasa-Calpe donde el poeta trabajó como colaborador del gran José María Cossío en la preparación de la sublime “Enciclopedia de los toros”.

Por otra parte, este gran poeta español es recordado en Madrid con motivo de una estación de Metro que lleva por nombre “Miguel Hernández“. La estación toma su nombre de la Avenida Miguel Hernández, ubicada  a unos 300 metros de la estación.

Encima, está recubierta de placas naranjas con extractos de poemas suyos, y cerca de la boca de acceso de la Avenida de la Albufera se encuentra la biblioteca pública bautizada   Miguel Hernández.

En definitiva, la figura de Miguel Hernández se puede ver en varios lugares de Madrid. La capital de España no se olvida de este genio de la poesía.

Foto vía La vida desde  el lago

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *