Una corrala de Malasaña pasará a ser un hotel

En Madrid, todavía existen varias corralas que forman parte de la tradición de la capital de España. En los últimos años, las autoridades madrileñas están llevando a cabo varios programas para rehabilitar y dar una nueva vida y uso a estas corralas que se encuentran muy arraigadas en la historia de la ciudad bañada por el río Manzanares.

De este modo, una corrala constuida en el año 1900 y que se halla ubicada  en la madrileña Costanilla de San Vicente, número 4, en pleno barrio de Malasaña, será rehabilitada y adaptada para el uso de hospedaje.

 La iniciativa se enmarca en los planes del Ayuntamiento de Madrid para revitalizar el centro histórico a través  la puesta en valor de edificios deteriorados, si bien con notable  valor histórico, favoreciendo la actividad hotelera y turística.  Una idea que está favoreciendo el turismo en la ciudad, además de recuperar antiguos edificios.  

La actual corrala ocupa un edificio con una superficie de 436 metros cuadrados, con 1.375 metros cuadrados erigidos, distribuidos entre sus plantas baja, primera y segunda. El inmueble, que está  hoy en día deshabitado, se halla en bastante buen estado de conservación gracias a una serie de rehabilitaciones realizadas en 1966, 1988, 1991 y 1999.

Con el cambio de uso planteado de residencial a terciario-hospedaje, las superficies construidas no variarán apenas. Solamente  serán precisas obras de acondicionamiento y de reestructuración puntual que afectarán a la tabiquería interior y a la adaptación del edificio a la normativa actual en materia de seguridad y accesibilidad.

El inmueble se halla situado  en el bonito  barrio de Malasaña, una zona que tiene cada vez más afluencia turística,  y en la cual, no obstante, no cuenta con una amplia oferta hotelera según los datos que ha recopilado el Ayuntamiento de la capital de España.

Foto vía Diario El Mundo

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *