“Villas de Madrid”, una nueva promoción turística de la Comunidad de Madrid

“Villas de Madrid” es el flamante programa de promoción turística puesto en marcha  por la Comunidad de Madrid. Su fin pasa por dar a  conocer seis municipios turísticos ubicados en tranquilos espacios naturales y lenos de magia, belleza, historia y cultura.

Para ello,  la Comunidad de Madrid ha habilitado la aplicación VillaCard, asociada al programa “Villas de Madrid”, que ofrece varias propuestas turísticas, descuentos y promociones exclusivas en estos lugars.  Además, permite  a los usuarios localizar establecimientos y puntos de interés turísticos en estas seis villas madrileñas.

1º. Chinchón

Su plaza medieval es el monumento más emblemático de esta bella localidad.  Se distingue por sus casas arracimadas y asentadas en cerros. En el centro de la villa destacan  las casonas nobles con blasones y las casas solariegas. Hay que pasear por su casco urbano.

Monasterio de El Paular en Rascafría

2º. Buitrago del Lozoya

Se trata de la única villa madrileña que conserva totalmente  íntegro su antiguo recinto amurallado. El río Lozoya lo rodea por todos sus lados, salvo el meridional, convirtiéndose, de este modo. en un foso natural de defensa. Visita inolvidable.

3º. Navalcarnero

Se ubica entre  cerros y lomas de escasa pendiente en los que predominan los cultivos de secano y viñedos que dan vinos de gran calidad.

4º. Rascafría y el Monasterio de El Paular

Este serrano pueblo conserva una arquitectura popular propia de la Sierra de Guadarrama. Entre sus monumentos sobresale  el Monasterio de El Paular, uno de los más importantes de la zona norte de la región madrileña.

. Colmenar de Oreja

La historia de Colmenar no puede detallarse sin el castillo de Oreja, cuyos restos perviven hoy en día  a unos cuantos kilómetros de la localidad,  ya en la provincia de Toledo. El casco urbano de la  Colmenar Oreja es de primer nivel. También hay que vistiar el museo dedicado a Ulpiano Checa, un genial artista hijo de la ciudad.

6º. Nuevo Baztán

Su casco histórico se levantó 1709 a 1713 como residencia de los obreros de una fábrica de vidrio fundada “ex novo” por Juan de Goyeneche y Gastón. Desde el año  2000, el conjunto compuesto por el palacio de Juan de Goyeneche y la iglesia (dedicada al santo navarro Francisco Javier) son un  Bien de Interés Cultural.

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *