“Vidas gitanas” en el centro cultural Conde Duque

Hasta el 20 de enero de 2013, el centro cultural Conde Duque acoge  la exposición «Vidas Gitanas. Lungo drom». Se trata de una retrospectiva sobre el pueblo gitano organizada por la Fundación Instituto de Cultura Gitana y Acción Cultural Española y que ofrece un recorrido  histórico desde la llegada de este pueblo a la Península Ibérica –procedentes de la India en el siglo XV– hasta la actualidad.

La muestra se podrá ver en la sala número 2 de las exposiciones temporales del centro cultural de Conde Duque de martes a sábados desde las 10.30 a las 21.00 horas; los domingos y los festivos desde las  10.30 a 14.00 horas; mientras que estará cerrada los lunes y los días 24, 25 y 31 diciembre 2012 y 1 enero 2013. La entrada y la visita guiada son gratuitas.

La finalidad principal de la exposición es  luchar contra  los estereotipos ancestrales que relegan a la minoría más antigua y más numerosas de España  a unos tópicos de folclore pintoresco que han venido perpetuando históricamente el desconocimiento y la desconsideración de su cultura.

La exposición arranca con el primer documento conocido que atestigua la llegada de los gitanos a la península Ibérica: el salvoconducto firmado por el rey Alfonso V de Aragón en 1425, hasta el siglo XIX. De este modo, podremos contmplar unas series de Reales Decretos, Pragmáticas de expulsiones, normativas de cómo deben vivir, vestir, oficios en los que trabajar y hasta cómo deben hablar.

En el siglo XIX,  los primeros viajeros europeos que llegan a Andalucía idealizan la imagen del pueblo gitano  y definen una iconografía romántica en clara contraposición con la realidad que queda reflejada en varios grabados de Doré o diversas postales de Señán.

Esta época permite comprobar como el pueblo gitano inspira al arte a través de la obra de Romero de Torres, Modigliani, Picasso, García Lorca, Manuel de Falla o Isaac Albéniz. 

Por último, la muestra aborda los años 40, 50 y 60 del siglo XX cuando la inmigración del campo llegó  a las ciudades, y de las ciudades a los polígonos y extrarradios de los centros urbanos. Finalmente, hay que fijarse en los oficios, el papel de la mujer gitana, la religión, el asociacionismo y el avance en los derechos del pueblo gitano.

Foto vía Europa Press

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *