Una ruta rápida por Madrid

 

 

Cuando un turista visita Madrid cuenta con una amplia panoplia de lugares para contemplar. Resulta complicado elegir entre todos, si se dispone de poco tiempo. Si uno sólo puede estar unas horas en Madrid, yo le recomiendo visitar estos cinco lugares y en el siguiente orden:

. Museo del Prado:

Uno de los mejores y más visitados museos de todo el mundo. Cita más que obligada para cualquier turista. Contemplar  las obras de Rubens, Velásquez, Goya, Tiziano y tantos otros pintores seduce a cualquier visitante que llega a Madrid. Acudir a las 9.00 horas cuando abre y estar allí hasta las 12.00 horas. Caminar durante unos 40 minutos  hacia de la Gran Vía y así se podrá ver también la Fuente de Neptuno y La Cibeles.

2º. Gran Vía:

Llegaremos a la Gran Vía desde Cibeles y empezaremos a pasear por la calle más importante y popular de la capital. Uno se impregna del espíritu de Madrid, de sus ciudadanos y de sus visitantes. Se construyó entre finales del siglo XIX y principios del XX.  Ideal antes de comer.

. Puerta del Sol:

Punto de encuentro de los madrileños. Esta plaza es el Kilómetro O de España y en ella está ubicado el reloj que cada 31 de diciembre da las 12 campanadas del año nuevo. Su antigüedad data del siglo XV. Imprescindible realizar un fotografía en el Kilómetro O de las carreteras españolas.

. Plaza Mayor:

Sobre las 15.00 horas, podemos comer en un restaurante con terraza de la Plaza Mayor. Después de descansar un rato, resulta muy interesante contemplar el arte de los pintores de retratos, ver los excelentes edificios que rodean esta Plaza y efectuar las compras típicas del turista. Se inició en el siglo XV y en 1580 Felipe II encargó el proyecto de remodelación de la plaza a Juan de Herrera.

. Templo de Debod:

Por último, llegaremos a este rincón de Egipto en Madrid dando un paseo agradable desde la Puerta del Sol. Se trata de un magnífico templo egipcio que se ubica en el centro de la capital de España. Traído piedra a piedra de Egipto a finales de los años 60 de siglo pasado. Encima, el lugar donde se ubica es incomparable y las vistas resultan maravillosas, sobre todo, los atardeceres.

Desde allí, podremos regresar a nuestro hotel, si bien antes todavía nos quedará un poco de tiempo para tomar algo en cualquier bar típico de Madrid. Tras una larga jornada, regresaremos al hotel habiendo disfrutado de lo mejor de Madrid. Recomiendo esta ruta  para turistas con poco tiempo y muchas ganas de ver la capital de España.

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *