Una fortificación de la Guerra Civil se convierte en museo al aire libre en Arganda del Rey

Guerra Civil en Arganda del Rey

Arganda del Rey ha abierto al público la primera fortificación convertida en museo al aire libre de la Guerra Civil española. Se trata de una instalación ubicada en el cerro del Melero que enseña el foso levantado  tras la Batalla del Jarama (1937) y que recrea las duras condiciones de los soldados durante aquel conflicto bélico que tanto daño hizo a España.

En el museo al aire libre se recupera el aspecto original de las fortificaciones de aquella guerra  y se recrean muy bien  las condiciones de vida en las trincheras mediante paneles informativos y otros elementos audiovisuales.

Asimismo, al pie de la colina se ha situado la escultura de acero “Encuentro”, hecha por el arquitecto Juan Antonio Chamorro y cedida por la Fundación Capa, en memoria y recuerdo de los que fallecieron  su vida en este valle durante la Guerra Civil

La escultura está compuesta por dos bloques unidos en su base y separados por una línea quebrada, y se encuentra acompañada de un poema de Pablo Neruda, extraído de su  genial poemario “España en el corazón”.

La recuperación de la fortificación, que ha sido cofinanciada por el Ayuntamiento de Arganda del REy  y los Fondos Estructurales Europeos, forma parte  del proyecto “Ecomuseo Valle del Jarama”, que trata de  convertir el patrimonio de la comarca en un referente y un elemento dinamizador de la cultura y el turismo del Arganda del Rey.

Durante el pasado mes de mayo empezaron los trabajos de recuperación de la fortificación, bajo la dirección de un reputado equipo de arqueólogos y arquitectos especializados en arqueología militar y supervisados por la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid.

Por último, hay que recordar que el cerro del Melero de Arganda del Rey está considerado como uno de los enclaves importantes de la Guerra Civil Española, desde donde se defendía la carretera de Valencia y la próxima  línea de ferrocarril Arganda-Morata de Tajuña.

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *