Una espléndida exposición de El Bosco llega al Museo del Prado

Jherominus van Aken, más conocido  como El Bosco (1450-1516) fue un famoso pintor holandés que tomó su sobrenombre de su ciudad natal, Den Bosch. Su obra ha cautivado desde siempre, así como su influencia ha sido relevante en numerosos artistas.

En el 2016, se celebra el V Centenario de su fallecimiento,  y el Museo Nacional del Prado, que alberga la colección más importante de su arte, ha puesto en marcha la impresionante muestra “El Bosco. La exposición del Centenario”. Se podrá visitar hasta el próximo 11 de septiembre. 

La obra de El Bosco llega a Madrid

Así, el Museo del  Prado ha logrado reunir el mejor Bosco posible a través de préstamos excepcionales, en la mayor exposición internacional nunca antes vista de este artista universal.

Se podrán ver las tres obras más destacadas de la producción de El Bosco, a saber: el Tríptico de San Antonio Abad, que llega desde  el Museo de Arte Antiga de Lisboa; La adoración de los magos, expresamente restaurada para esta muestra;,y El jardín de las delicias, su pintura más singular y aclamada.

A estas pinturas cumbre se añaden otras  obras como La coronación de espinas (Los improperios), procedente la National Gallery de Londres, o Cristo con la cruz a cuestas llegada desde El Escorial vía Patrimonio Nacional.

También se podrán ver  otras piezas procedentes de instituciones como el Albertina y el Kunsthistorisches Museum de Viena, el Museum of Fine Arts de Boston, The Metropolitan Museum of Art de Nueva York, la National Gallery de Washington, el Musée du Louvre de París o el Polo Museale del Veneto de Venecia, entre otros.

El Museo de Prado ha dividido la exposiciòn en cinco secciones temáticas  totalmente contextualizadas, a la que se suma otro apartado dedicado a ocho fantásticos dibujos de El Bosco que pocas veces  se prestan o exhiben públicamente.

El montaje busca que el visitante pueda rodear los trípticos de El Bosco para observarlos con sumo detalle. No hay que olvidar que la obra del artista  holandés está hecha  para ser admirada de cerca y jugar a descubrir nuevos detalles que a simple vista uno no se da cuenta de ellos.

Por último, hay que apuntar esta  exposición  sobre El Bosco alberga cerca del 75% de la obra atribuida al creador, entre pinturas y dibujos. En definitiva, una muestra que uno no debe perderse bajo ningún concepto.

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *