Real Jardín Botánico

No soy de los que se pirran precisamente por los jardines botánicos, la verdad. Prefiero otros museos, algo más de arte, otro tipo de diversión. Pero he de reconocer que el Real Jardín Botánico de Madrid sí me llamó poderosamente la atención. Situados frente a la fachada sur del Museo del Prado, es uno de esos lugares que os recomiendo visitar en Madrid.

Cuenta con una extensa y variada colección de más de treinta mil tipos diferentes de flores y plantas, además de unas 1.500 especies diferentes de árboles. Lo creó Carlos III en 1774, aunque no se inauguró hasta 1781, posiblemente una de las mejores cosas que hizo en su reinado…

De todas maneras, ya en 1755 existía un jardín botánico anterior, situado a orillas del río Manzanares. Fue aquel jardín botánico el que Carlos III mandó trasladar a la ubicación del actual. Realmente es uno de los mejores jardines botánicos que he podido visitar, con plantas exóticas y árboles centenarios.

El jardín actual apenas tiene que ver con el que había hace 200 años. Durante todo el siglo XX el recinto fue prácticamente abandonado, siendo incluso cerrado definitivamente en 1974. Afortunadamente el Ayuntamiento de Madrid lo volvió a recuperar, y lo adecentó para su uso y disfrute a partir de 1981.

El Real Jardín Botánico de Madrid dispone de tres terrazas. La más baja es la Terraza de los Cuadrados, con plantas ornamentales, medicinales, aromáticas, endémicas y de huerta. La segunda es la Terraza de las Escuelas Botánicas, con una colección taxonómica de plantas. Y por último, la Terraza de Plano de la Flor, la más antigua del jardín, y que alberga el Pabellón de Villanueva, de 1781, que sirve de invernadero y suele acoger muchas exposiciones interesantes.

Durante el recorrido se pueden concertar visitas guiadas para explicarnos con detalle algunas de las especies que viven aquí. Hay muchas curiosidades sobre algunas de las plantas y árboles, así que si sois amantes de la botánica os recomendaría este tipo de visita.

Desde el propio jardín nos recomiendan la visita en primavera, especialmente durante el mes de mayo, que es cuando se halla más florido y más colorido. A la entrada os darán un pequeño mapa para ir recorriendo todo el recinto, y así no tengáis pérdida.

– Información adicional

  • Dirección: Plaza de Murillo, 2, 28014 Madrid
  • Horarios: Abre todos los días del año, excepto Navidad y Año Nuevo, de 10.00 a 18.00 horas (enero, febrero, noviembre y diciembre), hasta las 19.00 horas en marzo y octubre, hasta las 20.00 horas en abril y septiembre, y hasta las 21.00 horas en mayo, junio, julio y agosto
  • Precios: La entrada cuesta 2,50 euros, 1,25 euros con carnet de estudiante, 0,60 euros para grupos de diez o más personas, gratis para menores de diez y mayores de 65 años y profesores.

Foto Vía Escapada Rural

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *