Palacio de Santa Cruz

El Palacio de Santa Cruz se encuentra en la plaza de Santa Cruz, muy cerca de la Plaza Mayor, en pleno centro de Madrid. Construido entre 1629 y 1643 por Juan Gómez de Mora, este edificio es una de las joyas de la arquitectura de los Austrias en la capital. Está declarado Bien de Interés Cultural desde 1996.

Desde 1901, es la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores, pero antes estuvo ocupado por el Ministerio de Ultramar, los juzgados, palacio real durante el reinado de Felipe V y, en sus orígenes, por la cárcel de la Corte.

Cuando el Palacio de Santa Cruz era la cárcel de la Corte, las víctimas de los autos fe celebrados en la Plaza Mayor esperaban allí antes de ser ajusticiados. Uno de sus inquilinos más conocidos fue el artista Lope de Vega (1562-1635) condenado a prisión por difamar a su antigua amante, la célebre actriz Elena Osorio.

También estuvieron allí  el general Riego, líder del alzamiento contra Fernando VII en 1820; y el famoso bandido Luis Candelas. Este curioso personaje fue ejecutado en 1837 y hoy en un día unos de los restaurantes turísticos de la cercana Cava de San Miguel luce su nombre.

En 1831, se concretó el traslado de todos los presos a la prisión de El Saladero . Desde  entonces la Cárcel de Corte pasó a llamarse Palacio de la Audiencia, un palacio de justicia para impartir juicios.

El Palacio de Santa Cruz fue reformado en 1846 a causa de un incendio, en 1931 por encargo del Duque de Alba y tras la Guerra Civil española. No obstante, su arquitectura original apenas ha cambiado.

El estilo de edificio está muy en la línea de otras construcciones de los alrededores de la Plaza Mayor, con torres con altos chapiteles en pizarra  en las esquinas y dos patios interiores simétricos.  La fachada principal es un cuerpo a modo de retablo pétreo, muy severo y coronado por un frontón con aletones. Recuerda a varias construcciones del Renacimiento italiano.

Foto vía Madrid al Día

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *