Navalcarnero

Navalcarnero es un bello pueblo situado en el suroeste de la Comunidad de Madrid. Esta localidad se halla a 31 kilómetros de Madrid. Navalcarnero es una antigua villa señorial que conserva su carácter de pueblo castellano.

Su notable pasado histórico, sus monumentos artísticos, su gastronomía típica, sus vinos excelentes  y sus tradiciones y sus fiestas  le convierten en un centro turístico de primer orden.

Durante sus más de cinco siglos de historia,  Navalcarnero (nació y creció de la mano de Segovia) ha sido protagonista de importantes hechos históricos como las velaciones  del rey Felipe IV y Mariana de Austria o el levantamiento contra los soldados franceses durante la Guerra de Independencia.

En el núcleo urbano, la plaza de Segovia es el centro neurálgico de la población con sus comercios, mesones y restaurantes especializados en asados. Es un magnífico ejemplo de típica plaza castellana, de forma irregular, con soportales en tres de sus cuatro lados y balcones corridos.

Durante las fiestas de Nuestra Señora de la Concepción en los primeros días de septiembre, la plaza de Segovia se habilita como coso taurino y en ella acaban los tradicionales encierros nocturnos.

También llama la atención la iglesia parroquial de Nuestra Señora de Asunción. Se empezó a construir en el siglo XVI dentro de un gótico tardío y se terminó a mediados del siglo XVIII lo que añadió elementos renacentistas y neoclásicos. Sobresalen su torre mudéjar de estilo toleano, el retablo de su altar mayor y la  Real Capilla de la Inmaculada Concepción.

Además, se pueden admirar otros edificios religiosos como la Ermita de San Cosme y San Damián; la Ermita de San Roque; la Ermita de San Isidro; la Iglesia de Nuestra Señora de Covadonga; y la Iglesia de San José.

En Navalcarnero, brillan varias construcciones civiles como la Hostería de las Monjas; las mansiones solariegas de los Lara, los Muñoz y los Ollero; la Casa de la Lonja; el Ayuntamiento; el Mercado Municipal; y el Teatro Municipal.

Los vinos tintos, rosados y blancos de Navalcanero  son reconocidos mundialmente. Por ello, merece la pena visitar el Museo del Vino de Navalcarnero en la plaza de Alonso Arreo.

En definitiva, un lugar para visitar, disfrutar y recordar.

Foto vía Guía Sobre Madrid

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *