“Los últimos carpetanos: El oppidum de El Llano de La Horca” se despide

La exposición ‘Los últimos carpetanos: El oppidum de El Llano de la Horca’ se clausura el próximo 25 de noviembre en el Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid, ubicado en Alcalá de Henares. Se puede visitar gratuitamente de martes a sábado, en horario de 11.00  a 19.00  horas y los domingos, desde las 11.00  hasta las 15.00 horas.

Esta muestra  es fruto de las excavaciones arqueológicas llevadas a cbo en El Llano de la Horca (Santorcaz) a lo largo de los últimos 11 años por un equipo multidisciplinar e internacional.

Se trata del yacimiento carpetano mejor conservado y ,además, punto de referencia fundamental para el estudio de los últimos carpetanos y de las comunidades de finales de la Edad del Hierro.

Esta muestra aborda la cotidianeidad de los carpetanos, los detalles de su vida diaria, así como la intrahistoria de estos habitantes, que residieron en la región madrileña  hace 2.300 años.

A lo largo de nueve secciones temáticas, la exposición enseña  importantes aspectos de la vida de la Segunda Edad del Hierro en el centro peninsular, tomando como ejemplo el yacimiento de El Llano de la Horca.

El recorrido arranca situado a los visitantes en la Hispania prerromana, entre los siglos III y I a.C., y mostrándoles varias de las piezas más notables de yacimientos de diversos grupos prerromanos prestadas por los museos de Ávila, Monográfico de Cástulo (Linares, Jaén), Numantino de Soria, Santa Cruz de Toledo, de Prehistoria de Valencia, Arqueológico de Valladolid y Museo de Teruel.

Además,  la exposición se ocupa de El Llano de la Horca, presentando sus singulares características como oppidum (ciudad en altura bien protegida) y explicando detalladamente  las estructuras urbanas.

Como parte de esta trama urbana, la exposicion  centra en las casas o espacios habitados, que tienen los restos más importantes que se han encontrado en el yacimiento.

En definitiva, este domingo cierra esta exposición. Así que hay que darse prisa si todavía no se ha visitado pues merece mucho la pena.

Foto vía Du-Du-Dum

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *