Los puertos de Madrid

Uno de los encantos de Madrid radica en la cercanía de la Sierra. Esta ruta asciende a sus cotas menos frecuentadas, oteando grandes perspectivas, recorriendo un atractivo sendero ecológico y descubriendo uno de los pinares más bellos del país.

1º. Miraflores de la Sierra:

Desde Soto del Real hay que enfilar los escasos kilómetros de ascendente carretera que conducen a Miraflores, la antigua Porquerizas cuya denominación cambió doña Isabel de Borbón por el poético nombre actual. Casi en el centro del pueblo aparece una brusca bifurcación que obliga  a llevar decidido el rumbo: puerto de La Morcuera o puerto de Canencia.

2º. Puerto de Canencia:

La ruta enfila este último, que pronto se convierte en una tortuosa carretera que va ganando altura, cruzando arroyos y torrenteras, bordeando una densa mancha de pinar y dominando una dilatada vista panorámica de amplios horizontes. En la cumbre, una amplia explanada permite mejorar el repertorio de vistas e iniciar el sendero ecológico, tomando la pista forestal que sale a la izquierda de la carretera, pasa por detrás de una gran fuente de piedra y hay que seguir entre un espeso pinar hasta llegar a la casa forestal del Hornillo.

A la derecha, hay que adentrarse en un sendero bien visible y señalizado con marcas amarillas. Durante la marcha, disfrutaremos con una amena vegetación de matorral y árboles, grandes acebos, cascadas y rocas.

3º. Puerto de Navafría:

A través del pueblo de Canencia y de la carretera del valle del Lozoya llegamos a su capital, lo que nos conducirá a una apretada subida al puerto de Navafría que rápidamente gana altura y permite disfrutar de asombrosas panorámicas sobre el valle y embalse del Lozoya y de tres áreas recreativas.

4º. Pinar de Navafría:

Situado en el lado segoviano, se extiende por un gran circo montañoso en el que se hallan las fuentes del río Cega, ocupando terrenos de la Comunidad de Villa y Tierra de Pedraza. Para disfrutar ordenadamente de los encantos del pinar el parque recreativo El Chorro ofrece, además de su belleza natural, una amplia gama de atracciones.

5º. Puerto de La Morcuera:

Retornando al valle madrileño del Lozoya y tomando en Rascafría el desvío de la M-611 iniciamos un nuevo tobogán de subidas por manchas forestales que bordean las laderas más altas de la Sierra de la Morcuera, por parajes de amplias panorámicas, hasta alcanzar Miraflores de la Sierra.

Foto vía La Brújula Inquieta

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *