La vida urbana de Madrid

Una de las grandes diferencias de Madrid con otras ciudades cosmopolitas de Europa es que el madrileño pasa muchas horas de día y la noche en la calle. Por ello, la ciudad ofrece grandes posibilidades de ocio en compañía. Madrid es un lugar ideal para disfrutar las 24 horas del día.

El turista que busque tomar un copa, charlar en una cafetería, bailar en una discoteca o pasar un rato entre amigos en un bar en Madrid no tendrá ningún problema, sino antes al contrario. Madrid es una ciudad llena de ocio diurno y nocturno.

Hay dos grandes grupos de establecimientos: los tradicionales, que ofrecen un amplio surtido de tapas y raciones para acompañar la bebida y que tienen su apogeo a la hora del aperitivo, y los llamados bares de copa, que son establecimientos nocturnos, diseñados con una decoración moderna y muy frecuentados por la juventud.Por supuesto, hay más variedad: cervecerías, marisquerías, tabernas de sólo vino, pubs de estilo inglés, mesones con especialidades,  antiguos cafés, etc.

Estos establecimientos están por todos los barrios de Madrid, pero hay zonas de especial concentración: alrededores de la Puerta del Sol, Tirso de Molina, Cascorro; los mesones más costumbristas están por la Plaza Mayor; tascas y mesones típicos y regionales en los alrededores de la glorieta de Bilbao, Salamanca, Centro, Argüelles, Moncloa, Benabéu, Huertas y, sobre todo, Chueca y Malasaña. En el verano, las terrazas se apoderan de la ciudad.

La vida cultural también es muy activa. El triángulo que forman los museos de El Prado, el Museo Reina Sofía y el palacio de Villahermosa  con la colección Thyssen-Bornemisza ha dado lugar al florecimiento de galerías de arte y lugares de tertulia y copas. Tradicionalmente las galerías de arte se concentran en el barrio de Salamanca.

Los cines tiene su apogeo en Gran Vía, Plaza de España y Fuencarrall , y los teatros florecen por el casco antiguo. Por último, en los últimos años han proliferado los centros comercailes repartidos por los barrios de la ciudad. Finalmente, el turista debe apreciar la diferencia de cada barrio con sus arquitecturas diversas y sus ambientes peculiares.

Foto vía Guía Sobre Madrid

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *