La piscina del Hotel Emperador

El Hotel Emperador es un hotel de cuatro estrellas que se encuentra en la calle Gran Vía, 53 (Metro Callao, Santo Domingo o Plaza de España).  Entre sus notables servicios, sobresale su piscina de verano al aire libre que se halla en la terraza del hotel.

Mientras uno se baña y sofoca el calor del verano madrileño, uno puede disfrutar de una vista panorámica del centro de Madrid. Puede acceder a la misma el público en general, si bien con preferencia a los clientes alojados en el hotel. La piscina de verano abre de lunes a domingo desde las 11.00 a la 21.oo horas. Las entradas van de los 30 euros de lunes a viernes a los 42 de los sábados y los domingos.

Desde la terraza del Hotel Emperador donde está la piscina, la vista de la ciudad es impactante por cualquiera de los lados. El Palacio Real, los viejos edificios de tejas rojas, las destartaladas buhardillas, las Torres de Colón y las impresionantes esculturas de bronce que coronan lo alto de las fachadas, componen una maravillosa postal de Madrid.

En esta singular piscina, se puede comer (sándwich, ensaladas o la carta del hotel), tomar un refresco, enfracarse en una de las hamacas en la lectura de tu libro favorito, darse un chapuzón o simplemente conversar con los amigos. El césped es sintético, pero las plantas de las macetas no son artificiales. La parte más profunda de la piscina apenas llega a los dos metros.

Resulta un lugar único para refrecarse y relajarse en medio de la Gran Vía madrileña. Además, de los clientes del hotel, la piscina suele estar frecuentada por actores y ejecutivos de alto nivel, toda vez que las entradas son más bien caras. Esto provoca que no se puedan hacer fotos en las instalaciones de la piscina. En ocasiones excepcionales, como una boda o una fiesta privada, el hotel puede alquilar la piscina.

Foto vía Canal Plus

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *