27 mayo, 2012

La obra de Ernst Ludwing Kirchner llega a Madrid

Del 26 de mayo al 2 de septiembre,  Fundación MAPFRE (Paseo de Recoletos, 23) presenta  una notable exposición retrospectiva de Ernst Ludwig Kirchner,  uno de los principales  representantes del expresionismo alemán, co-fundador del famoso grupo Brücke  [en 1905, y uno de los más destacados  artífices de la modernidad.

Esta muestra ha contado con la colaboración del Kirchner Museum Davos así como de otros 26 museos y colecciones privadas de prestigio internacional como el MNAM Centre Georges Pompidou de París, la National Gallery de Washington DC, el Legado Ernst Ludwig Kirchner, la Galerie Henze & Ketterer de Wichtrach-Berna, la Nationalgalerie de Berlín, el Folkwang Museum de Essen, las Staatliche Staatsgemäldesammulungen de Dresde, la Hamburger Kunsthalle, el Städel Museum de Fráncfort y el Wilhelm-Hack-Museum de Ludwigshafen.

La exposición sólo podrá ver en Madrid, no se exhibirá en ningún lugar; así estamos ante una ocasión única. Está formada por 153 obras, que comprenden óleos, obras sobre papel y esculturas. Además,  se podrá contemplar una selección de 35 copias modernas de las fotografías con las que Kirchner documentó su vida y su proceso creativo

La exposición se articula en cinco secciones que realizan un recorrido vital por la obra de Ernst Ludwig Kirchner. La primera aborda sus años tempranos en Dresde, donde estudió arquitectura, y la creación del grupo Brücke, el primero que da vida  al Expresionismo.

El segundo apartado se enmarca en su fase expresionista en Berlín (1911-15), en la que muestra una enorme riqueza en sus técnicas, usando el grabado con gran maestría. Predomina el desnudo al aire libre, ausnto recurrente de su producción.

El tiempo de crisis (1915-17) es el eje principal de la tercera sección que reúne el fruto artístico de su vida desorganizada en la ciudad y el excesivo consumo de drogas que fueron machacando su salud. En esta etapa, sus autorretratos adquieren gran relieve.

Los primeros años en Davos (1917-25) dejan creaciones en las que aparece su fascinación por la vida rural de los Alpes. En esta localidad se hospedó hasta el final de su vida.

Finalmente, la quinta sección de la muestra se dedica a la abstracción (1925-38) . En esta fase entrelazan imaginación y observación de la naturaleza y Kirchner adopta un lenguaje abstracto, estático y ornamental que le aproxima a Picasso, Léger, Le Corbusier y la Bauhaus.

Foto vía ABC


Recibe GRATIS ofertas y novedades de viajes y turismo en tu email:


Deja un comentario