la Iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol de Fuentidueña de Tajo puede ser un Bien de Interés Patrimonial de la Comunidad de Madrid

La Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid ha incoado un expediente con el fin de declarar como Bien de Interés Patrimonial de la Comunidad de Madrid la Iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol de Fuentidueña de Tajo.

La Iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol de Fuentidueña de Tajo,  a los pies del promontorio del castillo y rodeada de plazas y espacios urbanos de traza irregular, ocupa una superficie de alrededor de 643 metros cuadrados y su ubicación en el barrio alto la hace visible desde buena parte del núcleo urbano y sus proximidades.

El templo católico es el resultado de un proceso de ampliación y transformación realizado a lo largo y lo ancho de varios siglos,  si bien su origen es medieval como ermita gótico mudéjar.

 La iglesia parroquial de San Andrés Apóstol supone un notable ejemplo de una tipología arquitectónica característica de la primera mitad del siglo XVII, imbuida en el espíritu de pobreza y sencillez reglados en el Concilio de Trento.

Así son sus notables valores arquitectónicos y artísticos y su interés histórico pueden llevar a que la iglesia parroquial de San Andrés Apóstol de Fuentidueña de Tajo sea declarada Bien de Interés Patrimonial de la Comunidad de Madrid.

Además, se añadena  esta declaración el retablo mayor dedicado a San Andrés Apóstol, de mitad del siglo XVII; los retablos barrocos dedicado a la Virgen del Rosario y a la Virgen de Alarilla; la Cajonería tallada de la sacristía, del siglo XVIII y los sagrarios situados en la sacristía y Capilla del Santísimo.

También se ha incoado expediente para la declaración como Bien de Interés Patrimonial de la Comunidad de Madrid  una colección integrada por 51 corales sicialianos de los siglos XVI, XVII y XVIII.

Entre otras piezas, destacan una serie de cuatro candeleros de altar Trapani Sicilianos de coral y bronce dorado, un vade siciliano Trapani con coral bordado de oro con el escudo de Saboya, una pareja de jarrones sicilianos Trapani de bronce dorado y metal o una mesa miniatura Siciliana Trapani de coral con cobre dorado y plata repujada.

Foto vía Mediateca

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *