La estatua “San Juan Bautista niño” de Miguel Angel se expondrá en el Museo del Prado

La-escultura-San-Juan-Bautista_54425996603_54028874188_960_639

A partir del próximo 31 de marzo y durante noventa días , el Museo del Prado expondrá  ‘San Juan Bautista niño’, la única escultura realizada por el gran Miguel Ángel que se conserva en España.

La pieza se trata de una obra de juventud del artista italiano, anterior a la Piedad del Vaticano y a los frescos de la Capilla Sixtina, que fue donada por el duque de Florencia, Cosmé I de’ Medici, a Francisco de los Cobos, secretario del emperador Carlos V. Este monarca la mandó a España, a su villa de Sabiote, pasando a enriquecer, después de su fallecimiento, la capilla sepulcral que ordenó  construir en  Úbeda (Jaén, Andalucía).

Desde el siglo XVI la a escultura se ha podido ver en la capilla del Salvador de Úbeda  y fue recuperada por la bibliografía artística en 1930 como obra de Miguel Ángel. Luego, en 1936, el inicio de la Guerra Civil, sufrió graves daños.

La Fundación Casa Ducal de Medinaceli-Sevilla, propietaria de la pieza, encargó su restauración al Opificio delle Pietre Dure de Florencia, un proceso que  arrancó en 1994. Ahora ‘San Juan Bautista niño’ regresa a España para lucirse   en el Museo del Prado como parte de su programa expositivo ‘La obra invitada’, antes de su traslado definitivo a Ubeda.

Esta magnífica obra , que tiene una altura de 1,40 metros, fue dañada en un acto de vandalismo cometido en el arranque de la Guerra Civil. La escultura quedó rota en pedazos y la cabeza fue quemada, por lo que solamente se pudieron recoger 14 fragmentos.

El complejo proyecto de recuperación de la obra  precisó usar métodos novedosos, como la utilización  del láser para limpiar la superficie negra y abrasada de la cabeza, o la reconstrucción virtual en 3-D de la escultura completa basándose en fotografías tomadas un poco antes de su destrucción.

Por último, una vez montada la estatua con los fragmentos originales de mármol, se integraron las partes perdidas, hechas  con fibra de vidrio y luego estucadas, entonadas con témpera y selladas con cera y barniz. Todo ello hasta presentarla al público en Florencia (Italia) en el año 2013.

Foto vía La Vanguardia

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *