‘El último viaje de la fragata Mercedes’ llega a Madrid

Hasta el próximo 30 de noviembre, el Museo Arqueológico Nacional y el Museo Naval  albergan   la exposición conjunta ‘El último viaje de la fragata Mercedes’, en la que se puede ver el patrimonio recuperado de la fragata después del litigio con la empresa Odyssey, que anunció en 2007 el hallazgo de un lote de más de 500.000 monedas en el sitio en el que se había hundido el navío.

Tras un complicado litigio entre la empresa estadounidense y el Gobierno español, los tribunales estadounidenses dieron la razón a España y se ordenó la inmediata devolución de estas piezas al país de origen.

Alrededor de 30.000 monedas, así como balas de munición, eslabones, piezas del buque, polea de la soga del barco, fragmentos de recipientes de cerámicas, resto de una cuchara y un tenedor, gemelos, lentes de instrumental de navegación, una tabaquera o una hebilla de zapato son varios de los elementos que se encontraron en la fragata de las Mercedes. Se podrán ver en esta muestra.

Esta exposición presenta no solo objetos encontrados en la fragata, sino también un notable número de documentos y cartas con las que se reproduce aquel momento.

En la muestra, destacan dos nombres. Por una parte, José de Bustamante, al mando de las cuatro fragatas,  de quien se conserva un informe con el que se pudo reconstruir este suceso; así como Diego de Alvear, también al mando, quien padeció una pérdida personal: su mujer y siete de sus hijos murieron.

En  aquellas fragatas viajaban al menos 300 personas,  un número inexacto pues no se contabilizaron a todas las personas. Entre ellas, viajaban soldados, así como familias con sus bienes, que aprovecharon este viaje, tras un bloqueo de más de cinco años al que se tuvo que enfrentar el país.

Alrededor de un centenar de personas murieron en aquel ataque, de los que una veintena eran civiles, y 48 se salvaron. Fueron llevados detenidos a Reino Unido, donde , fueron tratados muy bien durante el trayecto y de hecho les curaron las heridas y fueron liberados e indemnizados más tardde con la condición de que nunca más combatiesen  contra Inglaterra.

Foto vía Son buenas noticias

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *