El Parque de la Fuente del Berro

El Parque de la Fuente del Berro ocupa una extensión de 13 hectáreas y se encuentra entre la calle de Enrique D’Almonte, la avenida del Alcalde Sáinz de Baranda y la M-30, llegando hasta la calle Alcalá y el Puente de las Ventas y para concluir en los jardines de Sancho Dávila.

Se trata de un rincón natural muy bello en medio del urbanismo de la capital. Todo un remanso de paz y tranquilidad en la zona de la Ventas y que se encuentra abierto desde las 7.00 a las 23.00 horas.

En este parque se rinde tributo a la poesía, representada en las imágenes esculpidas en bronce, del poeta sevillano Gustavo Adolfo Bécquer y del ruso Alexander Puskin.

El palacete de la Quinta Fuente del Berro  es un Centro Cultural, situado en la entrada por la calle de Eduardo Aunós, en una zona frecuentada por pavos reales y donde todavía funciona la fuente que da nombre a este parque.

El Centro Cultural organiza exposiciones de pintur y clases de materias variadas como música, yoga, catas de vino o bailes de salón. Allí  mismo funciona un bar y una terraza para tomar un refrigerio rodeado de árboles y lagos con patos.

En este parque, sobresale un frondoso Ginkgo biloba, el árbol de la memoria, bajo cuya sombra se cobijan los enamorados. Asimismo, el parque está dotado de numerosos caminos, sendas y veredas que siguen trazados sinuosos.

En el interior del parque discurre la Senda Botánica del Parque de la Fuente del Berro que está formada por 19 especies vegetales distintas. Disfrutaremos con árboles de más de 30 metros de altura como el Magnolio, Haya, Cedro del Líbano, Castaño de Indias, Secuoya, Centro del Himalaya y otros menores como pino piñonero, tejo, laurel y ciprés.

En otoño y primavera, el parque nos ofrece sus mejores galas. Los fines de semana es ocupado por muchas familias con niños mientras que entre semana es reducto de ancianos, jóvenes enamorados y deportistas.

Foto vía Fotolog

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *