El Museo del Prado se vuelca en la obra de Rogier van der Weyden | Turismo Madrid

El Museo del Prado se vuelca en la obra de Rogier van der Weyden

la pasión museo del padro

El Museo del Prado acaba de presentar la exposición “Rogier van der Weyden” en la que se podrán ver las mejores obras del artista, reunidas por primera vez en la historia, y que ha sido organizada coincidiendo con la conclusión del proyecto de restauración de “El Calvario” del monasterio de San Lorenzo de El Escorial en los talleres del museo madrileño.

El proyecto se ha llevado a cabo  en colaboración con Patrimonio Nacional y patrocinado por la Fundación Iberdrola como miembro benefactor del programa de Restauración del Museo del Prado.

La exposición tendrá lugar hasta el próximo 28 de junio y, junto a “El Calvario”, se podrán ver entre otras destacadas obras, “El Descendimiento de la Cruz” y el “Tríptico de Miraflores” proveniente de la Cartuja de Miraflores y que ha sido cedido por el Museo de Berlín para esta muestra.

Además, esta exposición reúne más de tres años de trabajo y es  la primera muestra monográfica de van der Weyden en España y la única que ha logrado reunir  sus tres grandes obras.  Puede ser la primera y, quizá, la útima que se junten estas tres excelsas obras, algo que ni siquiera logró ver durante su vida.

Por otro lado, esta exposición recoge un conjunto de obras supremas de arte de mayor calidad en la que el gusto de Van der Weyden por las líneas y formas provocan que suscite una emoción.

En cuanto a “El Calvario”, al Museo del Prado aterrizó una obra maltratada por el paso del tiempo y las restauraciones antiguas, pero  el equipo del museo madrileño le ha devuelto su extraordinaria calidad y originalidad”.

Todo un trabajo bien hecho por parte de un equipo científico y técnico. Antes se trataba de una obra demacrada que provocaba   melancolía, pero ahora  la obra emociona profundamente.

Po último, tras esta exposición, “El Calvario”  volverá a su hogar,  concretamente a las salas capitulares del Monasterio del Escorial, no muy lejos de donde la colocó Diego Velázquez.

Foto vía El País

1 ComentarioDejar un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *