El arte contemporáneo conquista Madrid con el proyecto “Año 35.Madrid”

La próxima edición de ARCOmadrid comienza el próximo 24 de febrero y concluye el domingo 28 febrero. En ella, sobresale ‘Año 35. Madrid’, un ambicioso proyecto con el cual cinco artistas han instalado una serie de  creaciones en cinco centros de Madrid.

Concretamente, se ha colocado en cinco sedes que pertenecen al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte: el Museo Arqueológico Nacional, el Museo Nacional del Romanticismo, el Museo Cerralbo, el Museo Nacional de Antropología y el espacio Estudios de Tabacalera.

'Naturalezas Naturales. 1973 - 2016'

Este proyecto logra una completa interacción entre la ciudad y las instituciones culturales con el fin de relacionar el relato historicista y lo contemporáneo. Se pone en relieve la interacción y que los relatos interactúen de forma dialéctica.

El fin de este proyecto  pasa por plantear una mirada contemporánea en los centros destinados a arte antiguo o clásico, para lograr una singular tensión entre la vanguardia y la mirada historicista.

En primer lugar,  el Museo Arqueológico Nacional alberga la muestra  ‘Naturalezas Naturales. 1973 – 2016’ la cual aborda  las relaciones entre materiales naturales y artificiales dentro del marco de las tensiones entre la naturaleza y la acción del ser humano.

Por su lado, el Museo Nacional del Romanticismo acoge la exposición ‘Fleurs et Escargots’. Se plantea una reflexión y un diálogo en torno a la figura del bandolero que tan de modo se puso durante el siglo XIX.

Además, el Museo Cerralbo cuenta con  ‘Palabras Prestadas’ para dar  voz a los propios objetos de la colección del marqués de Cerralbo mediante una instalación sonora diseñada para este espacio.

Por otra parte,  el Museo Nacional de Antropología presenta el estudio del artista Rogelio López Cuenca sobre las relaciones del ser humano con las sociedades en las que se inscribe, con  el título de ‘Accesorios’.

Finalmente,  el espacio Estudios de Tabacalera aborda el  juego que Adriano Amaral consigue con los accidentes del espacio, produciendo un efecto de extrañamiento que exige al visitante repensar su posición de forma constante.

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *