Becerril de la Sierra y El Boalo, dos sorpresas madrileñas

Becerril de la Sierra y El Boalo son dos pintorescos municipos ubicados en la Cuenca del Manzanares, a los pies de la sierra de Guadarrama, que merecen una visita de un día o un fin de semana partiendo desde Madrid.

 Becerril de la Sierra limita por el oeste con Navacerrada y Collado Mediano, por el este con el Boalo y por el sur con Moralzarzal. Se halla situado a unos 50 kilómetros de la capital de España y a 1.073 metros de altura. Su población supera los 5.000 habitantes.

Rodeado de pastos, nobles, fresnos y enebros, se levanta Becerril de la Sierra. Fue uno de los primeros lugar en esta parte de la sierra madrileña que, descubierrtas su virtudes por la Institución Libre de Enseñanza, comenzó a recibir la visita estacional de veraneantes.

En su escueto núcleo urbano, rodeado de urbanizaciones de segunda residencia, aparecen algunas viviendas tradicionales y la reconstruida fuente de 1899. En un extremo se levanta el modesto templo de San Andrés Apóstol, de estilo barroco rural con cierta influencia herreriana.

Por último, en Becerril de la Sierra, hay que ver Nuestra Señora del Valle, una iglesia vanguardista construida a iniciativa de un grupo de veraneantes en la urbanización El Tomillar.

 A poco más de un kilómetro se halla El Boalo con más de 6.000 habitantes y a 941 metros de altura. A la sombra de la Maliciosa, tres núcleos integran el municipio: El Boalo, Cerceda y Mataelpino.

Predominan las viviendas aisladas, pero en Cerceda, el núcleo más poblado, las casas llegan a formar un pequeño casco histórico. Destaca la iglesia parroquial Santa María la Blanca, del siglo XVI, un buen ejemplo del llamado gótico abulense en la que sobresalen su pila bautismal renacentista y el retablo mayor.

Más modesta, la de El Bolao, San Sebastián Mártir, es barroca, y en Mataelpino fueron los vecinos quienes levantaron una ermita encomendada  a San Isidro. Por otro lado, por San Fermín, hay encierros, novilladas, becerrada y la comida de la vaquilla.

Foto vía  Casa Turismo Rural

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *