A punto de llegar la tarifa única de 12 euros en el Museo Thyssen

Desde el 9 de febrero, coincidiendo con la inauguración de la muestra “Realistas de Madrid”, el Museo Thyssen-Bornemisza fijará una tarifa única de 12 euros que permitirá el acceso tanto a las exposiciones temporales como a la colección permanente de este gran museo madrileño.

Siguiendo la práctica de los museos internacionales y del entorno  de Madrid, esta nueva tarifa única significaá una ventaja  para el visitante. Por un precio único y menor que una entrada combinada o que la suma de entradas individuales el visitante podrá ver  más arte por menos dinero.

El precio de 12 euros se refiere a la entrada ordinaria, en tanto que la reducida será de 8 euros y la de grupo (a partir de siete  visitantes) de 10 euros.

TARIFA ÚNICA PARA EL THYSSEN

Encima, el Museo Thyssen permite ver gratuitamente la colección permanentea merced a los Lunes Mastercard, durante todo el año, de 12.00 a 16.00 horas.

También de las entradas reducidas se podrán beneficiar los mayores de 65 años; pensionistas; estudiantes; titulares de Carné Joven; profesores de la Facultad de Bellas Artes; familias numerosas y ciudadanos que presenten discapacidad superior al 33%. Las entradas gratuitas llegan a los niños menores 12 años acompañados de adultos, miembros del Consejo Internacional de Museos y ciudadanos en situación legal de desempleo.

Durante el año 2016, el Thyssen inaugura  la exposición “Realistas de Madrid”. A esta primera muestra, la  seguirán “Caravaggio y los pintores del norte”, “Renoir y la intimidad”, “Wyeth: Andrew y Jamie en el estudio”, “Caillebote, pintor y jardinero” y “Bulgari. Pasión por Roma”.

 El Museo Thyssen-Bornemisza es una  notable pinacoteca de maestros antiguos y modernos ubicada. Se creó debido  al acuerdo de arrendamiento (1988) y a la posterior adquisición, por parte del Gobierno español (1993), del núcleo más relevante de la colección privada reunida a lo largo de siete décadas por la familia Thyssen-Bornemisza. El museo abrió sus puertas al público en el año 1992.

Este fondo artístico aportó muchas obras de pintores extranjeros ausentes de los museos españoles, desde el gótico de los siglos XIV y XV (Duccio, Jan van Eyck) hasta el pop art y los años 1980 (Roy Lichtenstein, Lucian Freud), por lo que sirvió para completar el repertorio expuesto en los dos principales museos madrileños, el Prado y el Reina Sofía.

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *