4 hitos turísticos de Madrid

templo de debod

En Madrid, hay muchos lugares que visitar y disfrutar. Es una gran ciudad que tiene todo para enganchar al turista de principio a fin. En esta ocasión, vamos a destacar cuatro iconos de la capital de España.

1º. La chocolatería de San Ginés (Pasadizo de San Ginés 5):

Fundada en 1894, la chocolatería San Ginés es el sitio ideal para disfrutar del típico desayuno madrileño: el chocolate con churros. Abre las 24 horas del día y todos los días del año. Suele ir mucha gente, con lo que conseguir una mesa para sentarse es tarea complicada, sobre todo, durante el desayuno y las horas centrales del día. Se recomienda saborear el desayuno o la merienda mientras se observa como fluye Madrid. Cita imprescindible.

2º. La Latina: un  barrio para salir de tapas

El tapeo es una costumbre tanto madrileña como española. Se trata  de ir  a un bar, pedir una bebida y que el camarero te traiga, además, una tapa de la casa, un aperitivo gratuito. Así,  La Latina es una sitio ideal para ir de tapas en Madrid. La mayor parte de la gente va de un bar a otro, en busca de las mejores, que no son pocas ni mucho menos. Tras un recorrido por varios bares, uno habrá disfrutado como nunca de la gastronomía de la capital.

3º. Mercado de San Miguel (Plaza de San Miguel):

Lo mejor de este viejo mercado tradicional convertido en una moderna experiencia gastronómica es uno puede probar la comida por escaso dinero y, en ocasiones, hasta gratis. Así, uno podrá decidir si compra o no tal comida.Hay una gran variedad de productos: embutidos, quesos, frutas, verduras, marisco, dulces, yogur, zumos, sangría, vinos… Incluso aunque no se compre nada es una delicia pasear por allí.

4º. Templo de Debod (Calle Ferraz 1):

Este templo egipcio de más de 2.200 años de antigüedad dedicado a Amón e Isis fue un regalo que recibió España en 1968 por ayudar a reubicar el templo de Abu Simbel en Egipto. Se encuentra en una colina que ofrece unas vistas maravillosas de Madrid.  Las puestas de sol tras el templo iluminado reflejado sobre el agua lo convierten en un lugar único y mágico.  Además,  merced al bonito parque alrededor del templo es  un sitio perfecto para descansar o recargar las pilas con un pícnic. Un oasis de paz y belleza en el centro de la capital.

Foto vía Poffertjes Con Chocolate

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Campo requerido *